¿Cómo convertirse en un gran líder?

Uno de los factores diferenciadores más importantes para todas las organizaciones es la calidad de su liderazgo. Entonces, ¿cómo convertirse en un buen líder? Un buen líder es una persona con la habilidad de liberar el potencial y el poder de otros para el logro de un fin superior.

“Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y convertirse en una mejor persona, tú tienes las cualidades de un líder,” Simon Sinek

El liderazgo se basa en las relaciones y en el desarrollo personal y profesional de las personas (incluido el tuyo). Cuando te sumerges en el descubrimiento y desarrollo del liderazgo, no sólo descubrirás partes de ti que no conocías sino que también te convertirás en una mejor versión de ti mismo.

El liderazgo es para todos, para ser líder no se necesita un título. Siempre que tengas la voluntad de liderar y una inclinación a ayudar a otros a alcanzar su potencial, podrás ser un líder.

Las Leyes del Liderazgo

Estas tres leyes pueden servir como una guía para manejar situaciones de una mejor manera e interactuar con personas de una manera eficaz y productiva. Esencialmente, estos son los principios fundamentales de un gran liderazgo:

Predica con el ejemplo

Todo lo que prediques, tienes que practicarlo. Para que las personas sigan tu visión, tú también debes seguirla. Si quieres que tus empleados confíen en ti, tú también debes confiar en ellos. Si predicas el equilibrio entre la vida laboral y personal, muéstrale a tu equipo que tú también sigues tus propios consejos. Sé el cambio que quieres ver, y cuando no estés seguro de lo que le estés pidiendo a tu equipo, pregúntate, ¿yo hago esto?.

Guía desde la base

El trabajo de un líder es apoyar y guiar desde la base, para ayudar a elevar a otros (no a sí mismo).

Nelson Mandela compara a un gran líder con un pastor de ovejas. Un pastor de ovejas se queda detrás del rebaño, dejando a las ovejas más ágiles primero y dejando que el resto del rebaño las siga, sin darse cuenta de que siempre han sido dirigidas desde atrás.

Dirige con humildad

Una de las bases más importantes del liderazgo es ver a sus empleados como personas, no sólo como trabajadores. El futuro del trabajo exige que coloquemos a las personas en el centro de cada organización, alentándolos a que den su mejor esfuerzo. La fuerza laboral necesita líderes inclusivos que lideren desde el corazón y prioricen consistentemente el bienestar de su equipo por encima de los logros o ganancias de la empresa. Las empresas no son nada sin las personas que las forman, y los mejores líderes se aseguran de que las prácticas de la empresa y el equipo reflejen esto, siempre.

Officevibe: 2019

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado, los campos marcados con son requeridos