Hábitos para Dirigir a Distancia: Estar Atento a la Comunicación

Los líderes deben estar atentos de sus conversaciones con los miembros de su equipo. Esto es importante en conversaciones cara-a-cara, pero es absolutamente esencial en un entorno de trabajo a distancia. Estar atento implica conocer los objetivos, motivaciones, necesidades y experiencias de los miembros del equipo y reconocer cuando hay cambios en la actitud o el ánimo de las personas. Debido a que trabajar eficazmente en un entorno virtual requiere un alto nivel de independencia, los líderes deben comunicar constantemente su deseo de conectarse personalmente con los miembros del equipo.

Estar presente

Cuando trabajamos bajo un mismo techo, pasamos mucho tiempo haciendo varias tareas a la vez y es común que al tener una conversación cara a cara nos distraigamos y retomemos la conversación con relativa facilidad. Pero, ¿qué impacto tiene cuando no estás completamente presente en una llamada telefónica o una videollamada? ¿es igual de fácil retomar el hilo de la conversación? Seguramente te ha pasado y sabes que no es así. Los líderes que dirigen a distancia saben que necesitan estar “más presentes” en videoconferencias y llamadas telefónicas evitando distracciones como el celular u otros distractores comunes.

Presta atención a las diferencias entre las personas de tu equipo

Inicia por saber qué motiva a cada persona y qué enfoque usar con cada uno en un entorno de trabajo a distancia. Esto también significa conocer las preferencias laborales individuales de cada persona. ¿Cómo le gusta comunicarse? ¿Cuándo tienen más energía, en las mañanas o en las tardes?

Pide retroalimentacion

En un entorno de liderazgo a distancia, el líder debe pedir retroalimentación a su equipo y ser muy reiterativo en ello, probablemente hacerlo cada vez que tenga comunicación con su equipo, esto es muy importante porque la comunicación a distancia no nos ofrece tanta comunicación no verbal como la presencial, es decir, en una comunicación cara a cara nos enteramos de muchas reacciones no verbales que nos permiten enterarnos de la reacción de nuestro interlocutor a nuestro mensaje, pero la comunicación a distancia carece de esta riqueza.

Dirige con un propósito en mente

Se trata de tomar un minuto para pensar antes de actuar. ¿Qué energía quiero aportar a esta reunión, a esta interacción, a esta llamada telefónica? ¿Qué sentimiento quiero que la persona sienta después? ¿Cuánta estructura y soporte quiero proporcionarles? Y una vez que has identificado tus intenciones, pregúntate: ¿cómo hago todo lo posible para que mis intenciones se hagan realidad?

TheKenBlanchardCompany: Randy Conley, 2020.

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado, los campos marcados con son requeridos