Mal representados.

impuestosEn la novela inmortal de Miguel de Cervantes, Cardenio se enamoró de Lucinda y le pidió a Fernando que pidiera la mano de la bella joven. Fernando lo hace, pero con una variante, pide la mano de Lucinda para él y no para su desventurado amigo. Gran impotencia sintió Cardenio, la persona en quien confió para que le obtuviera el bien supremo del amor, usó esa confianza para beneficio propio, olvidándose de lealtades y valores. En Tijuana, en nuestros días, ha sucedido algo similar. Nuestra ciudad votó a representantes populares, en elecciones vigiladas y organizadas, todos fuimos a votar para elegir a quienes nos representarían en el congreso de la nación, estos representantes son hoy los responsables de hacer las leyes que habrán de dictar nuestras vidas en el futuro. Nos traicionaron. Siendo evidente el deseo de la población por no pagar más impuestos, algunos diputados de Baja California decidieron emitir un voto contrario a la decisión de la mayoría de sus representados. Ante los cuestionamientos, silencio y evasión.

Los diputados que decidieron votar en contra de sus representados, no solo traicionan a quienes les pagan el sueldo sino que se traicionan a ellos mismos y a su futuro político. No es esta la primera vez que ocurre, y sin duda no será la última, pero sí es la más escandalosa ya que en esta ocasión hubo un esfuerzo organizado de parte de la población para dejar manifestado que la voluntad de la mayoría era clara.

Los impuestos son necesarios

Pagar impuestos es necesario, ni dudarlo, los bienes del estado y los servicios que el estado ofrece requieren de la aportación de todos, sin embargo, hay formas de lograr una mayor recaudación sin afectar la economía de las ciudades fronterizas. En México, es fácil encontrar quienes no pagan impuestos, en el comercio informal por ejemplo. Subir la tasa impositiva a los pocos que pagan impuestos en México es a primera vista una opción que en el corto plazo resuelve un problema al que agrava en el largo plazo. Si para tener más dinero, debo afectar a quienes lo generan, finalmente estoy alimentando a la serpiente con su propia cola, en un principio va a comer, pero lo que sigue no le va a gustar.

En un segundo plano pero muy cercano al punto de la recaudación, está el renglón del gasto y de la eficiencia, el gobierno no ha mencionado en qué renglones reducirá el dispendio, el gobierno no ha mencionado como habrá de atacar la corrupción, el gobierno no ha mostrado la voluntad o el talento para transparentar sus acciones, rendir cuentas o resolver los temas fundamentales como son la seguridad y la educación. Siendo la eficiencia del gobierno tan cuestionable, llama poderosamente la atención que no se propongan mejoras del gobierno en su calidad de gestor de servicios para sus gobernados. O sea que el gobierno quiere que los demás paguen más, pero él nos va seguir dando lo mismo.

La reacción

Hasta el momento, la ciudadanía se ha organizado para reaccionar en contra de la reforma fiscal. Amparos colectivos, protestas públicas y movilizaciones para oponerse son las primeras reacciones. A los diputados traidores, la ciudadanía les manda un mensaje claro, son personas non gratas en Baja California, la ciudadanía los va a castigar con el voto, en esta vida todo tiene un precio, no hay para donde hacerse, no hay defensa posible, si van a hacer lo que quieren, no sirven como diputados. Lo que sigue es ver si el gobierno mostrará la sensibilidad requerida para modificar el rumbo.

Cuando Hernán Cortés pisó por primera vez el continente americano llegó a costas de Yucatán, encontró ahí a dos españoles asimilados entre los mayas  a los cuales invitó como traductores para sus futuras incursiones, entre las cuales estuvo la conquista de los aztecas y sus territorios, pasado el tiempo, nos damos cuenta que fueron los traductores los que conquistaron México y no los que portaban las lanzas y las espadas. Sin una fiel traducción de sus palabras ¿Cómo habría logrado Cortes sus hazañas?. De ese tamaño es la importancia de nuestra lucha ciudadana, debemos encontrar a quienes respetándose a ellos mismos, a su cargo y a nosotros, nos representen dignamente y trabajen en el congreso para nosotros y no contra nosotros.

Agradezco a los lectores que me hacen comentarios en manuel@chavarinvelazco.com.

El autor es director de Chavarín Velazco Consultores

Acerca de Elena

http://www.chavarinvelazco.com/nosotros/

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado, los campos marcados con son requeridos